martes, julio 03, 2007

Alonso versus Hamilton

El circuito de Silverstone, en el Reino Unido, aocgerá el próximo Gran Premio de Fórmula 1, al que Lewis Hamilton llega con 14 puntos de ventaja sobre el español Fernando Alonso. No es ningún secreto que las relaciones entre ambos pilotos se reducen a lo estrictamente profesional, y nadie duda ya de que el asturiano se siente discriminado en favor del inglés. La tensión aumenta si pensamos que la "resurrección" de Ferrari se tradujo en un tercer puesto de Hamilton, incapaz de conservar en carrera la segunda posición desde la que partía en la última carrera. Hay quien asegura que el inglés lo habría tenido más fácil con Fernando Alonso cerca, pero eso nunca lo sabremos.

La carrera de Silverstone promete ser una de las más apasionantes que se han vivido en los últimos años, y Lewis Hamilton tendrá la oportunidad de saber hasta qué punto se ha convertido en un ídolo para su afición. Fernando Alonso, por su parte, tiene la obligación de ganar para despejar cualquier asomo de duda sobre su calidad y distanciar a los Ferrari, que tras las últimas dos carreras se han acercado peligrosamente a él en la clasificación de pilotos.

Bernd Schuster y el Real Madrid

El de Bernd Schuster y el Real Madrid promete convertirse en el culebrón del verano. El entrenador alemán, del gusto de Ramón Calderón, lleva ya algunos meses pensando en blanco, pero desde el Getafe no toleran la actitud de la directiva merengue y exigirán el pago de la cláusula de su entrenador, al que le queda un año de contrato.

Todo hace pensar que se trata de una pataleta que debería quedarse en la esfera privada, pero la llegada a lo más alto de un personaje como Ramón Calderón ha hecho de este detalle una cuestión de club, manchando la imagen del club y dificultando las relaciones con clubes vecinos, que deberían ser los mejores aliados del Real Madrid a la hora de buscar una salida a los jóvenes valores de la cantera.

La afición madridista, que en una encuesta de Marca.com ha demostrado su desacuerdo con la gestión de Calderón, confía en que la llegada de Schuster al banquillo del Santiago Bernabeu venga acompañada de buen fútbol, aunque hay quien empieza a decir que Schuster vendrá cuando venga Kaká...