sábado, septiembre 16, 2006

La LNFS llega con polemica.

A menos de 48 horas para el arranque oficial de la Liga Nacional de Fútbol Sala, Joan Laporta ha hecho gala del señorío que le caracteriza depositando en la sede de la LNFS los 60.000 € de la cláusula de rescisión de Rafa Muñoz. Se da la "casualidad" de que Rafa Muñoz, internacional con España, era la estrella del FS Martorell, rival de los azulgrana en la primera jornada. Se rumorea en los mentideros del fútbol sala nacional que tras este fichaje Laporta puede estar tentando a algunos árbitros, campo en el que cuenta con una notable experiencia, para facilitar así las cosas a sus chicos: "tengo que lograr por todos los medios que ningún equipo español gane otra liga española, las quiero todas para mi", dicen que ha dicho.

Sea como fuere, este año da comienzo una Liga que se presenta, con todo merecimiento, como la mejor del mundo. El Pozo Murcia Turística y el Boomerang vuelven a ser los principales aspirantes a todo.

1 comentario:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.