sábado, septiembre 16, 2006

De circo a cachondeo.

Ya no se puede hablar de "circo de la Fórmula 1", pues por circo uno entiende espectáculo; estos días hay que hablar más bien del "cachondeo de la Fórmula 1" (entiéndase cachondeo como esperpento). No contentos con declarar ilegal el compensador de masas de Renault que ellos mismos dieron por bueno unos meses atrás, los comisarios de la FIA han decidido ahora que los pilotos no puedan reclamar por situaciones como el presunto estorbo de Fernando Alonso a Massa que se saldó con una sanción para el asturiano. ¿El motivo? La sanción, a todas luces injusta, podría sentar precedente, y como esa se dan 15 en cada sesión de entrenamientos... Y ya han perjudicado a Alonso, que parece ser su principal preocupación, así que mejor quitarse el marrón de encima. Para más inri la nueva norma llega firmada por el mismo comisario que instó a la FIA a sancionar a Fernando Alonso.

Es una auténtica vergüenza, se mire como se mire. Y es que el propio Bernie Ecclestone, mandamás de la Fórmula 1, declaraba hace solo una jornadas que la sanción a Alonso era una vergüenza... En eso estamos de acuerdo, señor Ecclestone, pero haga usted algo más que quejarse, por favor.

1 comentario:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.